LOOKS PARA ESTAR CÓMODAS EN CASA

 

Trabajar o hacer planes en casa y estar presentable es posible con muy poco, solo hay que tener ojo a la hora de elegir prendas y querer mimarnos un poco.

Estar en casa no es sinónimo de dejadez a la hora de vestir. Hay numerosas opciones de looks para estar por casa cómodas y con estilo.

Existen prendas para este cometido, las claves serían: que no aprieten, que sean suaves y, por lo general, de colores neutros que son los que más tranquilidad nos aportan. Y es que vernos bien es clave para aumentar nuestra productividad y hacernos sentir bien.

Jersey ‘granny’ súper suave.

Es el confort sin más. En tonos cálidos y con una textura súper agradable. Su estética vintage te dará un rollo muy guay y aunque es muy cómodo estarás ideal si se presenta en casa una visita inesperada.

Cárdigan oversize.

Un cárdigan oversize siempre es una buenísima opción para estar en casa cómoda sin perder estilazo, y si encima además es en color gris mucho mejor. Es un color que nunca falla, neutro y que nos favorece a todas. 

Un pantalón de chándal.

Es un básico, igual de cómodo que un pijama, pero mucho más coqueto y presentable. Los hay en todas las tiendas y puedes salir a por el pan con él sin problema. 

Calcetines ‘overknee’.

No hay outfit más femenino y cómodo. Los calcetines ‘overknee’ son una opción perfecta para estar sexy y guapa a la par que cómoda en casa, ¡y calentita! Junto a un jersey oversize crearás el conjunto ideal.

Mallas y sudadera.

Este conjunto formado por unas mallas tupidas y sudadera es un outfit casual, pero a la vez lleno de estilo. Para lograrlo, ponte unas mallas negras y una sudadera con toque urbano, como brillos o un bonito dibujo. Para el calzado, zapatillas blancas tipo Converse, por ejemplo.

Look con vaqueros.

Con unos vaqueros que no sean muy ajustados, por ejemplo, unos boyfriend o unos de corte holgados. Para la parte de arriba, juega a hacer combinaciones según el día de la semana.

Vestido largo o midi.

Cuando se acerque la primavera/verano, los vestidos largos o midi son perfectos con unas sandalias cerradas, un recogido y un maquillaje sencillo.

Complementos.

Para que tu look de estar en casa esté totalmente completo y te haga justicia deberás elegir bien los complementos, todo ellos salvo el bolso. Botines para tu look en vaqueros, sandalias para cuando no haga mucho frío y te apetezca ponerte el vestido de flores, zapatillas blancas para tus conjuntos más urbanos y los calcetines solo para llevar uno o días a la semana.

Para el resto de los accesorios, los que más te gusten siempre y cuando sean de temporada.